La quiniela del club inlucro

1
0


La Quiniela es un divertido juego de azar y habilidad en el que puedes conseguir más dinero con 10 que acertando 13  resultados.  En el formato actual, con 7 equipos de Segunda, la dificultad es elegir la secuencia de fijos ganadores. Paradójicamente, cuando no hay un pronóstico claro, tampoco hay margen para la sorpresa, de modo que son jornadas relativamente difíciles y con repartos escasos.  Esta semana no hay un solo fijo claro, pero no se esperan grandes premios.

La Quiniela de la Semana

Partido Pronóstico Pronóstico Pronóstico
Bilbao Sociedad X2 12 1X
Eibar Valencia X2 1X 12
Atlético Alavés 1 1 1
Gerona Getafe 12 X2 1X
Celta Villarreal 1 1 1
Palmas Español 1 1 1
Reus Granada X2 12 1X
Valladolid Lorca 1 1 1
Almería Córdoba 1 1 1
Albacete Zaragoza 1 1 1
Huesca Lugo 1 1 1
Sporting Tenerife 12 1X X2
León Nástic X2 1X 12
Rayo Alcorcón 12 X2 1X
Barcelona Depor M-1 M-1 M-1

3 columnas. 7 dobles reducidos al 13. 36 euros

Lista provisional de Participantes 2017/2018

Bote + premios Participante Jornada 1-18 Jornada 19
+ 9,87 euros Cascoporro 63 euros 2 euros
+ 10,5 euros Andrés 61 euros 2 euros
18 + 0,26 euros Tartesos 59 euros 2 euros
31 + 1,62 euros Charly 41 euros 2 euros
14 + 7 euros Konstancio 58 euros 2 euros
5+ 0,51 euros Dave 46 euros 2 euros
47,45 + 10,93 euros Kikova 62 euros 3 euros
+6,52 euros Sawalhas 62 euros 2 euros
34 + 9, 34 euros Belge 67 euros 3 euros
+ 6,65 euros Vincent 62 euros 2 euros
281,79 + 14,94 euros Capodimonte 93 euros 6 euros
+ 9,78 euros Santiago 63 euros 2 euros
+2,63 euros Lechu 68 euros 3 euros
+3,30 euros Alfonso 108 euros 3 euros
6,2 + 4,06 euros Club InLucro 11,5 euros

3 columnas. 7 dobles reducidos al 13. 36 euros


¿Cómo medir la codicia de una inversión financiera?

2
0


“Ike” Eisenhower es el General americano que ideó y ejecutó el audaz desembarco de Normandía. Tal era su popularidad al final de los años 40,  que el Partido Republicano de Richard Nixon recurrió a él para intentar poner fin a la hegemonía política de los demócratas  Barrió a sus contrincantes en las elecciones  de 1953 y 1957. Hablaba con gran claridad y será recordado por su memorable discurso de despedida sobre el Complejo Militar Industrial. Hoy añadiría, en su advertencia al pueblo americano, a los codiciosos Fondos de Inversión.

Gracias a la política monetaria heterodoxa de la FED, y su inyección masiva de dinero en el sistema financiero y en el mercado de bonos corporativos, los Fondos de Inversión se han convertido en los auténticos maestros de ceremonia de la Globalización Económica. Si a consecuencias del 11-S, ya hay casi 1 millón de norteamericanos trabajando para una de las 3.000 organizaciones secretas de seguridad nacional que enumera el Washington Post,  el 8 de agosto de 2007 es ya una fecha histórica en la Industria Financiera. El estallido de la Crisis Subprime y el colapso de Lehman Brothers cambiaron las reglas del juego económico en EEUU y en el resto del planeta. Fue el pretexto soñado para hacer Tabula Rasa, justificar toda clase de privilegios e imponer un verdadero estado de excepción financiero  que ninguna sociedad democrática habría validado en tiempos de paz.

Explicamos esto, y creemos necesaria la explicación, porque dichas reglas y excepciones afectan de lleno al proceso de inversión.  En los últimos años, y cada vez con mayor descaro, los Bancos Centrales se han dedicado a “esterilizar” el riesgo en beneficio de los Gestores de Fondo y en detrimento del resto de inversores en el mercado. Sirva para botón de muestra la subida del 400% de la bolsa americana desde 2009 o la delirante legislación de Zapatero y Sebastián para cebar y remunerar con dinero público la inversión fotovoltaica. Ni los propios bancos españoles, con todo el poder que se les presupone,  han sido capaces de contrarrestar las estrategias de estos Fondos americanos para quedarse por la cara con su cartera inmobiliaria. Hacen y deshacen con total impunidad, dejando en ridículo una y otra vez a los funcionarios de la CNMV.

En ese contexto de mercado, es bastante útil acudir a la Teoría del Juego  para rescatar algunos conceptos de la gestión del riesgo.  El resultado de una inversión o apuesta depende del azar y de las circunstancias temporales tanto como de la habilidad personal. Por ello, jugadores e inversores deben contar con un colchón suficiente que sirva para contrarrestar las rachas de suerte y las circunstancias adversas.  Es frecuente que recomienden a los novatos que piden consejo que cuenten con 400/500 “cajas” de reserva.  Esto es: una cantidad de 400 a 500 veces la cantidad de dinero que se disponen a arriesgar con el propósito de obtener una rentabilidad predeterminada.

En la práctica bursátil, una cantidad de 500 cajas equivale a 500 veces la cantidad que el inversor puede perder.  Esa cifra varía en función del tipo de valor que vamos a seleccionar.  Si en un valor de reconocida calidad y solvencia, se puede barajar un 15/20%, en un chicharro, esa cifra puede superar el 80%.   Para invertir  10.000 euros en Telefónica y ganarle 1500 euros al año, debemos contar con un colchón de 100.000 euros, pero para apostar esa misma cantidad en títulos como Abengoa, Ercros o Pescanova, se necesita un mínimo de 400.000 euros.

La codicia inversora, que los Fondos e intermediarios excitan con gran pericia, es el principal enemigo del pequeño inversor. No es ninguna casualidad que ese gran especulador que fue Kostolany divida la comunidad inversora entre “manos fuertes” y “manos débiles”, siguiendo la terminología habitual del poker.  La “mano débil” es aquella que no resiste la presión. Los demás “jugadores” huelen esa debilidad y colocan al inversor en una zona de dolor que le induzca a cometer errores.

© Belge

Señal de entrada en el agua.

2
0


En octubre el índice DJ US Water hizo nuevos máximos, y esa señal fue confirmada en noviembre bajo mi punto de vista. Ese fue buen momento para entrar si no se estaba ya o para aumentar posiciones en el sector del agua. Octubre y noviembre son meses muy alcistas para el agua, no así diciembre que, aunque fuerte, no lo es tanto como otros meses. El gráfico del DJ US Water:

Una de las acciones representativas de este sector es American Water Works, dando la misma señal, como si de un calco se tratase:

 

 

Una buena forma de invertir es a traves de acciones del sector, fondos de inversión como el Parvest Aqua C o el Pictet Water o a través de algún Etf. estaba mirando el Lyxor World Water, tiene un poquito menos de fuerza pero teniendo en cuenta la tendencia y la fase que se aproxima en enero, creo que es buen momento para entrar:

La tendencia global del agua es alcista como se puede comprobar en el indice Global Water total Return que ya desde septiembre avisaba de que había que ir pensando en tomar posiciones si no se estaba dentro ya:

Enero es un mes muy alcista para el agua y de enero a marzo en los últimos 15 años ha subido en 10 ocasiones, por lo que parece buen momento para incorporarse. Esta y otras pautas aperecerán en una agenda 2018 que pronto estará disponible o eso espero :).

Este artículo se publicó por primera vez en http://labolsa.pro/64-senal-de-entrada-en-el-agua

Bienvenido a la República Independiente de tu casa

5
0


¡Cuidado con lo que deseas!  La multinacional americana de carne picada, Burger King, se ha apuntado al Swedish Think Tank Timbro de la República Luterana de Ikea.  Estas empresas, sean disruptivas o clásicas, ya no necesitan maquillar su ideología.  Acaba de publicar en algunos periódicos una falsa oferta de trabajo, polémica y previsible,  como probable vector de una campaña de publicidad en las Redes Sociales.  Con el pretexto de cuestionar  algunos conceptos laborales, juegan con los miedos sociales de una sociedad católica uberizada. El mensaje es transparente, más allá de cualquier finta retórica o estrategia de disimulo. Por muy poco dinero, ponemos a tu servicio lo mejor de la sociedad. Toda esa gente estirada, que te miraba por encima del hombro en la universidad, llama a tu puerta con una gorra ridícula y espera que le des una propina. No forman parte del pueblo elegido por el Dios de Ikea.

Comer de pie, al lado de una farola o en el banco de un parque, no es alimentarse. Comer es compartir alimentos  y conversación en una mesa. Incluso los cerdos estabulados, cebados con piensos compuestos, comparten pesebre y gruñidos.  La vista de miles de ejecutivos en Manhattan, guardando cola delante de camiones de reparto para comerse un sándwich de mantequilla, es descorazonadora.  Somos lo que comemos y cómo lo comemos, pero también lo que no comemos. Aún recuerdo la magnífica explicación que un guía, vestido con sotana y alzacuellos, le brindaba en plena calle a un grupo de turistas israelíes. Es fácil cambiar de país, de lengua, de ropa y fingir toda clase de credos, pero muy difícil modificar nuestros gustos, ritos culinarios y hábitos alimenticios.

La vaca lechera ha sustituido al cerdo de Franklin como Tótem del capitalismo urbano: ya no importa el ahorro en unas economías donde el capital disruptivo lo suministran abundantes los Bancos Centrales, pero si esas extensiones desiertas y vastas praderas septentrionales. El cerdo y la cabra mediterráneos salvaguardaron durante miles de años la soberanía del ser humano  frente a la naturaleza salvaje y le ayudaron a sobrevivir en terrenos inhóspitos.  La ganadería bovina extensiva es la gran coartada económica para implementar la ideología de la limpieza étnica. Los espacios y reductos pequeños deben ser mecanizados: el ser humano estorba.

Burguer King perjudica tano o más al cambio climático que el automóvil y la combustión del carbón.  Los rumiantes producen más gases de efecto invernadero que cualquier otra industria humana.  Con dos agravantes: un porcentaje monstruosamente alto de la carne picada que comercializa acaba en contenedores de basura, y en ninguna otra época humana ha sido normal o frecuente la ingesta de carne de vaca. Dicho de otro modo: cebar ganado bovino extensivo y estabulado para alimentar grandes masas de urbanitas que se creen ecologistas es un auténtico disparate económico y una monstruosidad cultural; son a la gastronomía lo que el nihilismo germano  es a la política y a la religión.

(c) Belge

Nunca formaría parte de un club que me admitiera como socio. Pero toda regla tiene su excepción.